En Español - NCCC : NCCC

En Español

Cada año, aproximadamente 12,000 mujeres son diagnosticadas con cáncer del cuello del útero (o cáncer del cérvix) en los Estados Unidos. En la mayoría de los casos del cáncer de cérvix se puede prevenir mediante la detección temprana y el tratamiento de los cambios celulares anormales que se producen en los años cuello uterino antes de que el cáncer de cérvix se desarrolla. Ahora sabemos que estos cambios celulares son causados por el virus del papiloma humano (VPH).

VPH

El virus del papiloma humano (VPH) es el nombre de un grupo de virus común. Hay más de 100 tipos diferentes del VPH. Ciertos tipos de HPV causan verrugas en las manos, los pies o los genitales (pene o vagina), y se llaman “bajo riego”. Los tipos del VPH que causan verrugas que se pueden ver en los genitales (vulva, vagina, pene o los testículos) o en el ano (trasero) son diferentes a los que causan verrugas en las manos y los pies. Hay otros tipos, que se llaman “alto riesgo.” que pueden crear células anormales (que cambian y no son saludables) en el cérvix o en el ano, y en algunos casos, pueden desarrollar cáncer después de muchos años sin tratamiento.

El VPH es normalmente transmitida por contacto directo de piel a piel durante el sexo vaginal, oral o anal con una pareja que tiene el virus. VPH puede infectar cualquier persona que está sexualmente activa.

Una persona puede que no sepa enseguida o hasta nunca, si se ha infectado con el VPH. Y a muchas personas que tienen el HPV nunca les aparecen las verrugas ni ningún cambio de las células en el cérvix o el ano. Es diferente para cada persona.

Diagnóstico

Los médicos y las enfermeras buscan cambios de células anormales a través de un procedimiento llamado un Papanicolaou (“Pap test” en inglés). El Papanicolaou normalmente se hace una vez al año como parte de un examen de la pelvis. Un examen pélvico incluye que el médico o la enfermera revise el área externa (de afuera) de la vagina. También usan sus manos para asegurar que la forma de los órganos internos reproductivos (órganos para tener bebés) son normales.

El Papanicolaou es un examen que se hace para buscar células anormales en el cérvix antes de que lleguen a ser cancerosas (cambios precancerosos). Cambios precancerosos pueden ser causados por el VPH. El Papanicolaou es simple y se hace rápido, y la mayoría de las mujeres sienten poca incomodidad. Una espátula pequeña de madera y un cepillito se usan para remover células del cérvix. Las células se ponen en un pedacito de vidrio para mirarlo bajo un microscopio por un laboratorio patólogo para asegurar que las células se ven normales. Si las células no se ven normales, tu médico o enfermera quizás quiera repetir el Papanicolaou en unos meses. Muchas veces el Papanicolaou que se vuelve hacer es normal. O quizás te pidan que regreses a la oficina del médico para mirar tu cérvix con un aparato especial llamado colposcopio que ayuda a mirar dentro de la vagina (parece un par de binoculares con una luz brillante). Si te piden que te vuelvas a repetir el Papanicolaou en unos meses y otra vez encuentran anormalidades, es posible que también te hagan un examen llamado colposcopía. Como otra alternativa, algunos médicos también te harán una prueba para el VPH y si es positiva para el virus (sí encuentran el virus en tu cérvix) te harán la colposcopía.(procedimeinto médico para examinar detenidamente el cuello uterino).

Según el American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG), una mujer no debe hacerse la prueba de Papanicolaou antes de los 21 años. Mujeres mayores de los 21 años deben hacerse un Papanicolaou regularmente. Regularmente quiere decir algo diferente dependiendo de la situación de cada mujer y su médico la ayudará a tomar esa decisión.

Cáncer del cérvix

El cáncer del cérvix es prevenible por el Papanicolaou en la mayoría de los casos. En los Estados Unidos, más de 4,000 mujeres mueren cada año del cáncer del cérvix, y en la mayoría de los casos, estas serían muertes prevenibles si se hubieran hecho Papanicolaous regularmente.

El propósito principal del Papanicolaou NO es detectar el cáncer. Busca por cambios en células anormales que ocurren mucho antes del desarrollo del cáncer. Por eso este procedimiento sencillo es tan importante para cuidar de tu salud sexual.

Para las mujeres mayores de 30 años de edad, una prueba de VPH se recomienda también. Después de 30 años de edad, el VPH es mucho menos común. Si una mujer tiene más de 30 años y el resultado es positivo para el VPH puede haberla conseguido muchos años antes y su sistema inmunológico no se ha librado de ella. Una mujer puede hacerse la prueba del VPH al mismo tiempo de hacerse un Papanicolaou. Si usted tiene más de 30 años, hable con su médico sobre la prueba de VPH.

La Vacuna del VPH

En la actualidad, en los EEUU hay dos vacunas disponibles contra el PVH: Gardasil® y Cervarix®. Gardasil® es cerca de 100 por ciento eficaz en la prevención de la infección asociada con los tipos del PVH 6 y 11 (los tipos asociados con 90 por ciento de todas las verrugas genitales) y los tipos 16 y 18 (los tipos asociados con 70 por ciento de todos los cánceres de cuello uterino y de vulva y muchos cánceres vaginales). Cervarix® también es cerca de 100% eficaz en la prevención de la infección asociada con el VPH 16 y 18.

La Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (o FDA, por sus siglas en inglés) aprobó Gardasil® para el uso en mujeres de 9 a 26 años de edad y Cervarix® en mujeres de 10 a 25 años de edad. Gardasil® también ha sido aprobada para el uso en hombres de 9 a 26 años de edad. Lo mejor es vacunarse contra el VPH antes de empezar a tener relaciones sexuales.

La vacuna se administra en tres dosis. Una vez de recibir la primera dosis, necesitará aplicarse la segunda 2 meses después. La tercera dosis debe ser aplicada 6 meses después de la primera.

Las vacunas contra el VPH no protegen contra todos los tipos del virus. Las mujeres que reciben la vacuna contra el VPH aún necesitan tener exámenes regulares de Papanicolaou siguiendo la recomendación de su médico. Se están realizando investigaciones para ver si las vacunas pueden proteger contra otros tipos de cáncer causados por el VPH (como el cáncer de pene, ano, cabeza o cuello). Los expertos esperan que la vacuna también vaya a servir en proteger contra estas otras enfermedades.

Fotnovela Digital

Cada año, aproximadamente 12,000 mujeres son diagnosticadas con cáncer del cuello del útero (o cáncer del cérvix) en los Estados Unidos. Las mujeres Latinas tienen el riesgo más alto de contracción del cáncer Cervical de todos los otros grupos de mujeres en los Estados Unidos. Pero en la mayoría de los casos del cáncer de cérvix se puede prevenir mediante la detección temprana y el tratamiento de los cambios celulares anormales que se producen en los años cuello uterino antes de que el cáncer de cérvix se desarrolla–cambios celulares que son causados por el VPH.

El nuevo fotonovela Protegernos a nosotras mismas y a nuestras familias del cáncer cervicalcomparte la historia de dos amigas, Sara y Lucia, y ofrece información importante sobre la prevención del cáncer de cérvix. Puede descargar una copia del fotonovela en inglés y español aquí, o puede mirar el fotnovela digital abajo.

Back to Top